Ojo! con las estufas de gas

Para aquellos que aún usáis en terrazas o casas las estufas de gas, deciros que hay que estar atentos para que su mal funcionamiento no os de un buen susto. Además aclarar que en muchos países ya está prohibido su uso en sitios públicos por la peligrosidad que conlleva su uso y los gases nocivos que desprende de estar quemando mal el gas.

Atentos!

Llega el invierno y con él, las ganas de estar calentito en casa. Los más afortunados dispondrán de aparatos de calefacción eléctricos... para el resto, una de las opciones más extendidas son las estufas de gas, pero ...¿qué riesgo entrañan? Principalmente, el MONÓXIDO DE CARBONO.

Las estufas de gas generan el calor mediante la combustión de un gas, generalmente butano, en un quemador en la atmósfera que va a calentar.

Tiene varios inconvenientes: el aire de la combustión ha de entrar desde el exterior, frío, lo que refrigera la atmósfera que se pretende calentar. Si no hubiera suficiente entrada de aire la combustión será incompleta con producción del venenoso monóxido de carbono (CO). Para evitarlo, las estufas han de disponer de un analizador de la atmósfera, que apagará la estufa si se detecta una cantidad peligrosa de CO en el ambiente.

Finalmente la combustión del butano produce alrededor de 1,7 litros de agua (en forma de vapor) por cada kilo de combustible quemado, por lo que produce una gran humedad en el local calentado.

Además, otro inconveniente en el uso de estufas de gas en sitios públicos es el espacio que ocupan y el riesgo de que un cliente (sobretodo niños) puedan tener un accidente con estos aparatos.

Hoy en día disponemos de otras soluciones más saludables, económicas y seguras de calefacción, tanto para interiores como exteriores.

Llámanos y te informamos sin compromiso: 982 58 53 12

Hasta la semana que viene!!!

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square